El Yeti fue el primer yoyo de plástico producido por CLYW. Fue un proyecto ambicioso que no logró alcanzar su potencial, que luego de varios problemas de producción tuvo que ser cancelado.


Sin embargo, la idea no murió y habían demasiadas cosas buenas del Yeti como para dejarlo ir. Chris Mikulin, el dueño de CLYW volvió a la pizarra y con ayuda de una nueva empresa productora lograron la mejor versión de este yoyo de plástico que todos queremos. El Yeti 2 tiene un diámetro mayor que su predecesor, nuevas proporciones y un acabado mate al
interior para mejores grinds.


Definitivamente un yoyo de plástico con una gran forma, y tacto al jugar que no tiene mucho que envidiarle a un yoyo de metal.

Producto Disponible en Stock

$ 12.990 IVA Incluido